Opinión
Por Paco March 25 de agosto del 2013 - 21:06

El Diego

Antes de empezar la corrida de Bilbao, los niños de la Escuela Taurina de Arnedo invitados por Diego Urdiales, se referían a él, ante el micrófono del Plus, como "el Diego", que es la forma de hablar de las gentes riojanas.

Después, sobre la arena cenicienta y mojada de Vista Alegre, "el Diego" les enseñó, a ellos y a todos, muchos de los por qués de la grandeza de la Fiesta, que nada tienen que ver con grandilocuencias, chulerías y fanafarronerías y sí con la desnuda verdad del toreo puro.

Pura pureza Urdiales. Puro valor "el Diego". Puro encaje, puro el cite, puro el trazo.

Pura la verónica de suerte cargada, compás y remate. Puro enrosque a la cintura en la media. Pura torería al poner en suerte a Playita, el gran toro de Victorino necesario para la gran obra. Pureza en la lidia.

Y pureza suma en el embroque del natural. Puro asombro de firmeza, ajuste, temple, largura. Pureza total en el cite, cruzado, la suerte cargada con naturalidad, la mano meciendo una muleta de seda y poder, conduciendo embestidas de toro bravo que agradece el trato.

Pureza, en fin, al irse tras la espada y salir casi prendido, magullado. Y vencedor.

Diego Urdiales, aquí un torero.

 

*Burladero.com no se hace responsable de las opiniones personales vertidas por los colaboradores del portal.

Apartado de Correos 262
CP: 37080 (Salamanca)
Email: redaccion@burladero.com
Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Tel. Administración: 911 412 917 ext.2
Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.com
Powered by