Inicio
Por Ignacio Rubio 27 de agosto del 2013 - 19:33
TOMELLOSO.- TORO A TORO

Gran tarde de toreros y toros

El primero de Carmen Lorenzo para Diego Ventura. Lo mejor lo hizo con Ordóñez y Remate. Chalana para recoger al toro y para el rejón de castigo. Lo recogió en redondo, espectacular, en el centro del ruedo. Dio tres muletazos sin engaño y clavó siempre al estribo. Las cabriola con Remate fueron espectaculares, un par a dos manos y la rueda de banderillas cortas levantaron al público. Perdió gran triunfo tras pinchazo y rejón trasero y caido.

Flojo y noble el segundo. Enrique Ponce, de turquesa y oro, poco se pudo emplear a la verónica, desajustadas y en tono preventivo, quitó un par de veces con una larga a una mano preciosa. Lo sacó a los medios a media altura, con un cambio de mano exquisito. Dos tandas en redondo, templadas, muy ligadas y sin bajar los engaños; molinetes marca de la casa, perfectos y dos series al natural, templadas y a cámara lenta, bien rematadas con el de pecho para pasar de uno en uno a pies juntos. Todo con mucha elegancia, aunque poca profundidad. Pinchacho hondo y descabello, oreja.

El tercero noble. César lo toreó muy bien a la verónica, quitó por chicuelinas y gaoneras del gusto del respetable. Su comienzo de fanena con pases cambiados por detrás levantó la pasión de los tendidos para continuar con una serie en redondo de seis seguidos más el de pecho, todo muy templado. La ligazón y la distancia fueron las justas. Al natural, series largas abelmontado el previo al de pecho, de pitón a rabo. Su vuelta a la derecha fue a menos. Media estocada y dos descabellos para oreja.

Descastado el cuarto para Diego Ventura que montó a Milagro, Cheque y con Remate dejó lo mejor en los pasajes finales. Rejón de castigo. Su faena no brilló como la primera. Destacó en esta ocasión la doma. En las cortas con Milagro estuvo muy aseado y el rejón de muerte atravesado le obligó a usar descabello. Oreja con gran petición de la segunda y bronca a la presidenta por no concederla. Dos vueltas al ruedo.

El quinto, del hierro de San Mateo, Valenciano, herrado con el nº 31 fue un toro que quedó inédito en el capote en las manos del maestro de Chiva, pero fue una borrachera de bondad y de embestir en la muleta. Noble y bravo. Se sucedieron las series en redondo y al naturla con la pinturería y la maestría de Ponce. La faena se alargó ante los gritos de la petición de indulto. Hubo pases de la firma, del desdén, de desprecio, de rodillas, molinetes... un derroche auténtico de torería en Tomelloso. Entró a matar simulando la suelte tras petición clamorosa de indulto. Los ganaderos, en el tendido, felices.

El sexto, muy flojo, posiblemente acusó una voltereta cuando estaba César Jiménez toreando con el capote. La faena se la inventó el torero de Fuenlabrada a base de exposición y de ligar series donde todo lo puso el torero. El toro noble, pero muy flojo. Lo mejor, al natural, y la estocada. Dos orejas quizá algo generosas.

Ficha del festejo:

Plaza de Añover de Tomelloso (Ciudad Real). Lleno de no hay billetes. Toros de Carmen Lorenzo (1º), San Pelayo (2º) y San Mateo (3º, 4º, 5º y 6º).

Diego Ventura: oreja y oreja tras petición y dos vueltas.

Enrique Ponce: oreja y dos orejas y rabo simbólicos.

César Jiménez: oreja y dos orejas.

FOTO: Rafa Pérez

Apartado de Correos 262
CP: 37080 (Salamanca)
Email: redaccion@burladero.com
Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Tel. Administración: 911 412 917 ext.2
Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.com
Powered by