Inicio
Por Álvaro Acevedo / Málaga 22 de agosto del 2013 - 22:52
MÁLAGA.- Crónica

Qué calor...

Habían bajado las temperaturas pero yo no he parado de sudar en toda la tarde. Qué calor... En el cartel entró El Cid sustituyendo a Jiménez Fortes, porque como el hombre está empezando y tiene que abrirse paso, pues ahí están los empresarios prestos siempre a promocionar jóvenes valores. Alberto Aguilar, Antonio Nazaré, Joselito Adame y tantos otros, nada de nada. ¡Más contratos para El Cid, que le hace mucha falta! Qué calor...

Luego, como es buen torero, tuvo fases estimables en los dos toros de su lote, mas yo creo, modestamente, que no estuvo a la altura de ninguno. Con su primero, que era franco y nobilísimo, tardó mucho en asentarse y en calmarse, y cuando al fin lo hizo, toreó con buen trazo en varios naturales largos, aunque de poco ajuste. Y al quinto, rebrincadito al principio pero que fue a más y a mejor, repitió incansable y tuvo una duración tremenda, le hizo una faena embarullada, ligada, ligera y también con algunos naturales de cierto nivel. El Cid cortó una oreja, pero el lote fue de cuatro. Qué calor...

La que cortó El Fandi en realidad la cortó el de la banda de música. El hombre, en un arranque de purismo o bien porque tuvo una recaída de algo, paró el pasodoble cuando el granadino se dispuso a clavar al violín. ¿Eran ya demasiados instrumentos, o qué? El maestro (el de la banda, digo) reincidió en el parón musical durante la faena de muleta –o lo que fuera aquello –porque David, la verdad, no pegó un pase en condiciones. Pero bueno: el torero se hizo el ofendido, la gente se puso a su favor, aquello prosiguió por la senda de los trapazos y los saltos, y al final cayó la orejita, que era de lo que se trataba, por lo visto. Qué calor...

¿Y El Cordobés? Yo hay días que no lo veo ni para los pueblos, pero no sé quién apoderará en realidad a este hombre que a veces se cuela hasta en feria de primer nivel mientras otros se mueren de asco en su casa. Qué calor... No obstante, debo reconocer que fue el que menos me disgustó, teniendo en cuenta sus capacidades y lo que puede dar de sí a estas alturas de su carrera, con cuarenta y pico de años. Toreó derechito y tranquilo a su primero, que fue de escándalo; y dibujó algunos naturales largos y templados al cuarto, un toro noble y con clase al que mató como lo hubiera hecho el mismísimo Paco Camino. Todo ello, aparte de saltos de la rana, chistes y demás ocurrencias. Qué calor... Bueno, en realidad, a este calor húmedo y pegajoso de los puertos de mar se le llama bochorno. Voy a ducharme.

 

FICHA DEL FESTEJO

Málaga. Menos de media entrada. 3 toros de Zalduendo, los primeros; y 3 de Torrealta. Embistieron todos menos el 6º. Una gran corrida.

Manuel Díaz El Cordobés, silencio tras petición y oreja.

El Cid, vuelta tras petición y oreja.

El Fandi, oreja y silencio.

Apartado de Correos 262
CP: 37080 (Salamanca)
Email: redaccion@burladero.com
Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Tel. Administración: 911 412 917 ext.2
Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.com
Powered by