Inicio
Por Raquel Montero / Ciudad Real 18 de agosto del 2013 - 23:54
CIUDAD REAL.- Crónica

El arte de torear de la mano de Iván Fandiño


IVÁN FANDIÑO EN CIUDAD REAL por burladero_es

No se puede torear mejor y más bonito como lo ha hecho Iván Fandiño en la tercera de Feria. Puso el broche de oro, a un serial que fue de menos a más. Y es que cuando se torea de verdad, cuando uno se entrega, cuando disfruta de su profesión, es indiscutible que llega a todo el mundo. La prueba estuvo en que Fandiño levantó al público del tendido con su toreo puro.

Salía el tercero de la tarde y ahí estaba Iván Fandiño esperándolo. Desplegó su capote y se puso a lancear muy despacio, con la barbilla pegada en el pecho, toreando a la verónica como los ángeles. Dejó un ramillete de verónicas para rematar con una media de cartel de toros. La primera ovación con fuerza que se dio tras el primer tercio. Jarocho se desmonteró tras dos grandes pares. Faena de comienzo apoteósico que levanta al público de sus asientos. La faena promete. Y vaya si prometió, sobre todo con la mano izquierda. Que naturales, con que hondura y profundidad, sin olvidar en ningún momento el temple y esa mano baja. Naturales de los que gusta al buen aficionado. Así de fácil y bonito lo hizo Fandiño. Y parece que esto del toreo es fácil, pero no todas las muñecas hubieran logrado lo que logró Iván Fandiño en la última de Feria. Porque cuándo se torea de verdad, cuándo se engancha a los toros desde delante y se lleva largo, se disfruta. En esta ocasión el torero pone a todo el público de acuerdo. Mata de estocada y recibe dos orejas muy merecidas.

Con su segundo se tuvo que inventar la faena prácticamente puesto que el de Moreno y Miranda era un toro que mostró muchas dificultades. Y es que Iván no es de esos toreros que se deja ganar la partida. Es un torero que lucha por estar cada día mejor. Un torero perfeccionista. Fandiño vino a Ciudad Real a recalcar que es una de las primeras figuras del escalafón, estando por encima de las figuras. Fandiño es de esos matadores de toros que tienen vergüenza torera. Que se entrega al 200% cada tarde. Revindicando el momento por el que está pasando, que es un gran momento. Ayer creó afición, puesto que el público pudo disfrutar de una buena tarde de toros con este diestro. Con el capote poco le dejó hacer el toro, alguna verónica suelta sin poder repetir el saludo capotero de su anterior enemigo. El astado se las traía, era de los toros que piden el carnet, y que más de uno tira por la calle del medio sin miramientos. Muy firme estuvo Fandiño con él, dejando dos tandas por la derecha con mano firme. Le supo dar su tiempo y la distancia, pero aún así, el burel no quería tragar muleta. Remató la faena con manoletinas muy ajustadas, siendo prendido, afortunadamente, sin consecuencias. Entro a matar, cortando de nuevo dos orejas.

Abría cartel Manuel Jesús El Cid que vino a Ciudad Real a por todas. Saludó a su primero a la verónica rematando con una media con buen sabor. Realizó un quite con verónicas muy ajustadas. Al de Moreno y Miranda le costó arrancarse, se lo tuvo que llevar El Cid a los medios para comenzar la faena. Embestía muy rebrincado, tuvo que bajarle la mano para ahormar ese defecto. Al natural no lo acusaba tanto. Finalizó la faena con doblones. Dejó media estocada y tuvo que entrar a descabellar. Saludó desde el tercio.

En el cuarto, flexionado lanceó a la verónica para continuar con un ramillete de verónicas de mucho gusto, rematada con una bella media. Quitó por tafalleras. Con la muleta toreó con la mano desmayada, sobre todo un redondo al comienzo que arrancaron algún que otro olé al final de la tanda. Con la mano muy relajada siguió toreando dejando una faena maciza. Pases del desprecio al final. Estocada y oreja con petición de la segunda, que el presidente se negó a dar, y de nuevo bronca.

El Fandi tan sólo consiguió arrancar una oreja a su primer enemigo. Con dos largas cambiadas recibió al de Moreno y Miranda, para continuar toreando a la verónica combinada con chicuelinas. Galleó, también, por chicuelinas rematada con una media. En banderillas, su plato fuerte, encandiló al respetable, sobre todo en el tercer par al violín. En la faena de muleta comenzó en los medios, puesto que el toro se le arrancó. Lo mejor de su actuación fueron los naturales que pegó. Estocada algo desprendida y oreja.

La puerta grande se le escapó a El Fandi por el toro. Un astado que se acabó muy pronto. Con el percal se fue suelto, no lo quiso ni ver. Y con la muleta pronto se acobardó y se fue a refugiar a tablas, dónde no le quedó otra a David Fandila que coger el estoque y entra a matar. Pinchó en dos ocasiones para a continuación dejar una estocada. Saludo desde el tercio.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de Ciudad Real. Media plaza. Toros de Miranda y Moreno. Nobles los tres primeros. Segundo y tercero aplaudidos en el arrastre.

El Cid: ovación con saludos y oreja con fuerte petición de la segunda

El Fandi: oreja y palmas

Iván Fandiño: dos orejas y dos orejas

Noticias Relacionadas
Más Información
Apartado de Correos 262
CP: 37080 (Salamanca)
Email: redaccion@burladero.com
Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Tel. Administración: 911 412 917 ext.2
Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.com
Powered by